Los 10 mejores consejos para acabar una maratón

Nos llega vía @TamaraSanfabio una lista de consejos para disputar la prueba “reina” de la larga distáncia, la maratón, con argumentos suficientes para acabarla. Ahora sólo os queda animaros!!!!

1) El principal consejo para afrontar una Maratón es el RESPETO, no perderlo nunca, ante una prueba implacable con quienes se postran ante ella; no entiende de nacionalidades, profesiones o record, puede ser cruel con cualquiera.

2) Durante la preparación se debe ser CONSTANTE, llevar un entrenamiento de “hormiguita” en el que todo suma y la acumulación es la clave. No se trata de ser el mejor en una serie, consiste en poder al día siguiente realizar otra sesión recuperando.

3) Todo lo que pueda suceder en la prueba debe ser entrenado; no se deben dejar cabos sueltos; la HIDRATACIÓN es una parte fundamental y como tal debe trabajarse. Es recomendable probar las bebidas que ofrecerán en la prueba para asegurarnos que nos son gratas y nuestro estómago las tolera. EQUIPACIÓN y ZAPATILLAS, del día de la prueba también tienen que testarse, hay que ir “guapos” pero nunca de estreno.

4) PENSAMIENTO POSITIVO, cambiar el “aún me quedan…” por “sólo me quedan tantos km”. Según paso un km, intento pensar que ya voy por el siguiente; relativizar con distancias cercanas  puede ser útil.

5) También es positava la FAMILIARIZACIÓN con el recorrido. El día anterior realizo a la inversa los tres últimos km, para evitar la sensación de estar “perdido” y tener consciencia de lo que nos queda. En Sevilla me asustaron con la soledad del Parque del Alamillo y quise tomar contacto con él antes de la carrera; creo también puede servir en las zonas menos animadas del recorrido.

6) No preocuparos si la noche previa a la carrera no conseguís conciliar el SUEÑO y dormís menos de lo previsto, lo fundamental es que el cuerpo esté descansado, siendo dos noches anteriores las importantes.

7) Los PREPARATIVOS de la carrera: mochila, zapatillas, imperdibles, chip, vaselina y todo lo imprescindible listo desde el día anterior, hacer las cosas a última hora puede llevar a sobresaltos y olvidos innecesarios.

8) El DESAYUNO, al menos 3 horas antes, para mí, sin cambiar nada de la rutina diaria. Lo único que aumento un poco la ingesta es de café, la cafeína me ayuda a “espabilarme” y a “limpiar” un poco el recorrido intestinal.

9) Suelo comenzar el CALENTAMIENTO de la carrera casi una hora antes, un trote ‘muuy muuuy’ suave, visita a los baños, colocación de dorsales, estiramientos y vaselina en los pliegues, para los chicos también en pezones (el roce con la camiseta puede irritarlos y sangrar); también me la echo en los pies, en la planta y entre los dedos para evitar las ampollas.

10)  “Liar” a familiares, amigos o todo conocido que se te ocurra, cualquier ÁNIMO es importante y necesario. En mi primera maratón, fui cogiendo a atletas africanas que se habían encontrado con el “muro”; en el km39. Mi única intención era acabar la carrera sin percances. A la vista tenía a la tercera clasificada, los ánimos de mi chico y de quienes se encontraban por allí me “obligaron” a intentar adelantarla y me hicieron subir al podio.

Consejo extra:  BEBER sin ganas, sobre todo si es en maratones húmedas y/o calurosas, tragos cortitos, no muchas cantidades, cada 5km, desde el principio. En cada maratón, un número reducido de atletas disponemos de avituallamientos propios, yo suelo disolver mis geles en pequeñas cantidades de agua e intentar beberlo todo. Una solución serían los cinturones dotados de botecitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s