Los 10 mejores porteros de la historia – top 10 porteros.

Lista gracias a: http://kalimerozone.blogspot.com/

Ningún niño quiere jugar de portero, todos quieren marcar goles. Es por eso que la gran mayoría de porteros que llegan a profesionales son tipos peculiares y excéntricos, unos benditos locos a los que va dedicado este top.

10.- Thomas Ravelli (Suecia, 1981-1997) Este sueco de casi 1.90 metros de altura es a los porteros lo que Eric Cantona a los delanteros: un tipo con una calidad inmensa capaz de realizar las más espectaculares y meritorias paradas pero con un carácter realmente complicado, lo que le llevaba a meterse en cualquier fregado que pasara más o menos cerca de él. Quizás estas malas pulgas fueron la razón para que nunca abandonara Suecia y su débil liga (sólo al final de su carrera se marchó a la incipiente MLS americana) a pesar de sus indudables cualidades, las cuales dejó bien patentes en sus 143 partidos con la selección sueca, con la que alcanzó las semifinales de la Euro ’92 y el Mundial ’94. Uno de los grandes clásicos de los 90s.

9.- Jorge Campos (Mexico, 1988-2004) Pequeñito (1.68 metros) y delgaducho tenía pinta de habilidoso extremo sudamericano y de hecho lo era (llegó a marcar 35 goles en toda su carrera) aunque sus mejores momentos al fútbol se los ha dado como portero. El Brody ha sido el portero-delantero por excelencia, el hombre que unió esos dos mundos tan distintos y, aparentemente, tan incompatibles. En su periplo por la liga mexicana fue usado indistintamente en cualquier parte del campo (variando incluso su posición en el transcurso del mismo partido) pero, sin embargo, en las 130 veces que defendió la elástica de su país lo hizo como portero, disputando los Mundiales de USA’94 y Francia’98. Además fue uno de los principales reclamos de la MLS durante sus inicios a mediados de los 90s jugando durante dos años en LA Galaxy y Chicago Fire. Sus acrobacias y sus camisetas de colores chillones siempre estarán en nuestra memoria futbolística.

8.- José Ángel Iribar (España, 1962-1980) Iribar fue uno de los grandes porteros de los 60s y 70s, a la altura de mitos como Gordon Banks o Lev Yashin. Se caracterizaba por su sobriedad, su seguridad y por sus dotes de mando. Y fueron estas tres cualidades las que le permitieron defender durante 18 temporadas la complicada portería del Athletic Club y convertirse en el mayor ídolo de la historia de San Mames. Dos Copas, un Zamora y una final de Copa de la Uefa son sus mayores éxitos con la zamarra rojiblanca. A estos hay que sumar la Euro ’64, el único título de la historia de nuestra selección, una selección que Iribar defendió con éxito en 49 ocasiones y con la que también participó en el Mundial ’66. Sin duda, un referente ineludible para cualquier portero que se precie de serlo.

7.- Rinat Dasayev (URSS, 1977-1990) Rafaé llamaba la cachonda afición sevillista (saludos a todos los palanganas) a Rinat Dasayev, el mejor portero de la decada de los 80s (en dura pugna con el belga Pfaff y el holandes Van Breukelen, eso si), que fue a Nervión a terminar su carrera futbolística. Una carrera desarrollada en su totalidad en el Spartak de Moscu y en la selección soviética, con la que disputó 91 partidos, participó en tres mundiales y jugó la final de la Euro ’88. Fue elegido por la FIFA como Mejor Portero de 1988, todo un logro para un tipo de origen tartaro, sin duda.

6.- Gordon Banks (Inglaterra, 1955-1978) Banks es el máximo exponente de la prolífica escuela de cancerberos británicos, que tan buenos elementos ha dado y que, lamentablemente, parece estar de capa caida (si el mejor portero inglés del momento es el nefasto Robinson es que las cosas van mal, mal). Banks destacaba por una serenidad que le hacia casi imbatible en el uno contra uno y por unos reflejos de gato que le llevaron a realizar la que, para muchos, es la mejor parada de la historia, frente a un Pelé que ya cantaba gol en el Mundial de Mexico ’70. Además fue el portero titular en el único mundial (Inglaterra ’66) que tiene en sus vitrinas la Pérfida Albión y después de cinco años retirado por problemas en un ojo derivados de un accidente de tráfico fue capaz de volver jugar al fútbol, ya cuarentón, y convertirse en otra de las grandes estrellas de la NASL durante dos años.

5.- Gianluigi Buffon (Italia, 1995-En activo) Si no existiera el chaval que ocupa el puesto número 1 de esta lista, no hay ninguna duda de que Buffon sería el mejor portero de los últimos años. Gracias a su altura (1.91 metros) es todo un dominador del juego aereo pero esa no es su única virtud: es todo un maestro haciendo la portería más pequeña para el delantero rival, tiene reflejos de gato y muy buenas dotes de mando. Quizás falle un poco en el uno contra uno… pero como siempre ha jugado en equipos italianos (los cuales rara vez dejan a su portero en tales situaciones) pues casi que da lo mismo. Fue protagonista del traspaso más caro de la historia por un portero (57 millones de euros le costó a la Juve sacarlo de la Parma, eran otros tiempos), pieza clave en la consecución del pasado Mundial de Alemania ’06 por parte de Italia y fue Balón de Plata el pasado 2006 (detras de su compatriota y amigo Cannavaro), algo que muy pocos porteros han conseguido alcanzar a lo largo de la historia… y además el tío es guapo y se lleva a las niñas de calle. ¡Porca miseria!

4.- Dino Zoff (Italia, 1963-1983) Las características físicas y de juego y las trayectorias del gran Dino Zoff y del anteriormente citado Buffon les convierten en dos jugadores con gran número de similaridades, casi padre e hijo deportivos. Sin embargo, al actual portero de la Vecchia Signora todavía le falta un peldaño para poder compararse con el mítico Dino, el jugador más veterano en levantar una copa de Campeón del Mundo ya que tenía los 40 ya cumplidos cuando su selección (gracias en buena parte a su gran labor bajo palos) conseguía la victoria en el Mundial de España ’82. Vistió la azurra en 112 ocasiones, disputó cuatro mundiales y, además del Mundial, también ganó la Euro ’68. Su otra gran pasión, además de su selección, fue la Juventus de Turín, equipo en el que jugó durante 11 temporadas y donde instauró un record dificil de superar (y que demuestra su extrema profesionalidad y buen hacer): 332 partidos consecutivos como titular. Sin embargo siempre le quedará el regusto agrio de no haber ganado nunca la Copa de Europa… algo que su Juve haría al año siguiente de retirarse él (ahora si que vendría bien lo de ¡Porca miseria!)

3.- Lev Yashin (URSS, 1949-1971) Vestido de negro de los pies a la cabeza y con unos brazos largos como un día sin pan, el apodo de La Araña Negra le venía que ni pintado a ese hijo de la Unión Soviética que era Lev Yashin. Sin duda Yashin fue el portero de los records: de los 326 partidos que jugó en la liga soviética (todos con su amado Dínamo de Moscú) dejó su puerta imbatida en ¡270! y atajo en ellos ¡150 penaltys! Un recordman cuya grandeza se ve perfectamente reflejada en los premios que recibió ya que es el único portero que ha ganado el Balón de Oro (en 1963) y fue elegido como el Mejor Deportista Ruso del Siglo XX, lo cual, en un país que ha dado tantos grandes deportistas, es una consideración realmente importante. Además Lev Yashin es también un buen ejemplo de aquello de que incluso los más grandes cometen errores: es el único portero que ha recibido un gol olímpico en la fase final de un Mundial, ocurrió en Chile ’62 y el perpetrador fue el colombiano Marcos Coll. Todo un titán… y sólo está el tercero de la lista asi que imaginate como deben ser los dos primeros.

2.- Peter Schmeichel (Dinamarca, 1984-2003) Con Peter Schmeichel, conocido por los supporters del ManU como El Gran Danés, entramos en palabras mayores. Este espigado portero escandinavo, con su imponente presencia, sus reflejos de portero de balonmano y sus manos de hierro, fue pieza fundamental, junto al delantero gabacho Eric Cantona y Sir Fergie, de que el Manchester United recuperara en los 90s la grandeza que había perdido en las dos decadas anteriores. Su estancia en la portería de Old Trafford se culminó con el épico triunfo en el Camp Nou sobre el Bayern Munich que dió a los Red Devils su segunda Copa de Europa treinta y un años después. Años antes ya había sido campeón de europa con su selección (con la que jugó 129 partidos) en la Suecia ’92. Fue elegido como Mejor Portero del Mundo los años 92 y 93 por la Fifa y es el primero de una saga de porteros ya que su hijo Kasper, de sólo 21 años, ya es el portero titular del Manchester ¡City!

1.- Iker Casillas (1999-En activo) Iker Casillas es la mayor máquina de parar que ha dado el fútbol y el mejor portero de la historia. Y punto. Y nadie lo dudaría si en vez de haber nacido en Móstoles y tener acento de chulapón lo hubiera hecho en cualquier otro lugar del mundo. Los españoles semos asin, nos gusta despreciar lo nuestro. Iker tiene reflejos felinos, es insuperable en el uno contra uno y tiene una presencia señorial en el terreno de juego. A esto hay que sumarle que ha corregido los problemas por alto que tenía en sus inicios por lo que si hubiera que encontrarle algún defecto sería el juego con los pies… pero un portero lo que tiene que hacer es parar goles no meterlos, ¿no? Campeón de todo lo que se puede ganar en el mundo del fútbol, en los últimos años se ha reconocido su labor en todo el mundo y ya nadie discute (como hacía Capello) su indiscutible calidad. Un crack dentro y fuera de la cancha, que le llevó también a ser nombrado el yerno perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s